Nuestra Señora de Guadalupe peregrina

Por Vivian Mestey

Mi nombre es Vivian Mestey, quisiera compartir con ustedes mi testimonio de como Dios y Su Santa Madre cambiaron por completo mi vida y me dieron la bendición de conocerlos en la tierra. Nací en Manhattan Nueva York en el mes de noviembre, hija de padres puertorriqueños, mi madre era luterana y mi padre católico. A la edad de 12 años tuve que mudarme a Puerto Rico con mis padres y mis hermanos debido a la gravedad de mi abuelo materno.

Desde que tengo uso de razón, mi padre siempre tuvo un altar de la Santísima Virgen en nuestro hogar, y era costumbre encenderle una vela a ella todos los días. Mi padre siempre fue el que me dio la base de mi religión, él siempre ha tenido una gran conexión con la Virgen hasta el día de hoy cuando hablo con él y le pido la bendición muy tradicional de nosotros los hispanos, siempre me dice “que la Virgen te acompañe”. Cuando era joven no entendía porque mi padre le tenía ese amor tan grande a la Virgencita, cada vez que hablaba de ella sus ojos le brillaban de una manera muy especial. Lo comprendí hasta el Año del 2005, en donde Dios cambio mi vida por completo…

Ese año tuve el llamado de ser la Guardián de la Virgen de Guadalupe, fui obediente y acepté. Comencé a llevar la imagen de la Virgen de Guadalupe a diferentes iglesias, la fe, los milagros y las sanaciones aumentaban cada vez más a través de la intersección de la Virgen. Tuve que pasar por tanto sufrimiento para poder entender el dolor humano. Tuve que volver a nacer para poder ser un apóstol de Dios. He vivido miles de sanaciones a través de la intersección de la Virgen de Guadalupe.

La Imagen de la Virgen de Guadalupe peregrina es una réplica de la original que está en México. Posee las mismas manifestaciones que tiene la original, hay personas que tienen la bendición de escucharle los latidos a la Virgen y al Niñito Jesús, ella tiene las manifestaciones de escarchas. Mi Ministerio de sanación va de la mano con el sagrado paño y el aceite bendito, hay miles de testimonios y milagros de personas que han sanado a través del sagrado paño y el aceite. Una señora estaba enferma de cáncer de pulmón paso el sagrado paño por su cuerpo y se alivió. Una señora había perdido la vista por 6 años, su hija le llevo el sagrado paño se lo puso en su frente y recupero su vista.

No esperen a las pruebas, habrá sus corazones, dejen que la Virgen de Guadalupe se manifieste en ustedes. Ella siempre esta con sus brazos abiertos esperando por nosotros, prestemos atención a su amoroso llamado. Hoy vivo para la gloria de Dios, su Sagrada Madre y mi ministerio.

En honor a la festividad de nuestra Señora del Tepeyac, tendremos la visita de la réplica de la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe. Dicha celebración se llevará a cabo el 11 de diciembre, 2023 aquí en el Santuario Nacional de la Divina Misericordia. Tendremos rosario y procesión, Santa Misa, interesante testimonio y catequesis sobre la imagen a cargo del ministerio de sanación de Vivian Mestey, además los peregrinos tendrán la oportunidad de venerar la imagen y poder experimentar sus manifestaciones y bendiciones que tiene esta extraordinaria imagen.

Para más información sobre el evento, favor de llamar al 1-800-462-7426, Ext. 3 o 413-298- 1328. También puede visitar nuestras páginas de Internet en: Marianos.org o LaDivinaMisericordia.org *Solamente los autobuses necesitan registrarse, si usted viene en automóvil no es necesario registrarse.

¡Nuestra Señora de Guadalupe, los espera con los brazos abiertos este lunes 11 de diciembre, 2023.

 

Ver boletín 

Información sobre el Ministerio de sanación
www.VivianMestey.com
[email protected]
Facebook.com/EscarchasofGuadalupe

Quizás también le puede interesar esto...

José es honrado en la Iglesia con protodulia (honor como el primero entre los santos), sólo superado por la hiperdulia (el más alto grado de reverencia) reservada a la Santísima Virgen. 

En la Pascua celebramos algo que sucedió hace dos mil años, pero nosotros no la celebramos como un acontecimiento histórico del pasado, pues afirmamos que "Cristo ha resucitado y está vivo hoy."

Cada 11 de febrero la Iglesia Católica celebra la fiesta de Nuestra Señora de Lourdes, advocación Mariana cuyo origen se remonta a las apariciones de la Madre de Dios a Santa Bernardita en 1858, en Francia.