Noticias

¡Aleluya! ¡Cristo ha Resucitado!

En este artículo de Pascua, analizaremos cómo podemos experimentar la presencia del Señor y percibir el poder de Su Resurrección en la Santa Misa.

Comienza la Cuaresma

En la Cuaresma la certeza de esta nueva creación brota de la luz del misterio de Cristo: misterio de Su pasión, muerte y resurrección.

San José testigo insuperable del silencio contemplativo

San José tuvo el privilegio de ser esposo de María, de criar al Hijo de Dios y ser la cabeza de la Sagrada Familia. Es patrono de la Iglesia Universal, de muchísimas comunidades religiosas, instituciones y países, y de la 'buena muerte'.

San Blass patrono de los otorrinolaringólogos

Cuenta la tradición que cierto día San Blas salvó a un niño que se había atragantado con una espina de pescado. De ahí la costumbre de bendecir las gargantas el día de su fiesta, 3 de febrero. Eso también le valió convertirse en patrono de los otorrinolaringólogos y de quienes padecen alguna afección a la garganta.

Nuestra Señora de Lourdes

El 11 de febrero no solamente recordamos las apariciones de Nuestra Señora de Lourdes, sino también es un día para estar en oración. En esta fecha tan especial, imploramos la intercesión de María por todos aquellos que sufren de una enfermedad ya sea corporal o espiritual.

La Epifanía

El Evangelio de San Mateo nos narra que los magos llegaron a Jerusalén en busca de un nuevo Rey que acababa de nacer, y pensando que lo encontrarían entre la nobleza, se encaminaron al palacio del rey Herodes.

Madre de Dios

Cuando declaramos que la Virgen María es Madre de Dios, descubrimos una gran revelación, tanto acerca de Jesús como de ella misma.

La Fiesta de la Presentación del Señor

El 2 de febrero también es conocido como la fiesta de la Candelaria, en este día se conmemora la purificación de la Virgen María después del parto y cuando Jesús fue presentado en el templo de Jerusalén, para cumplir el mandato de la Ley del Antiguo Testamento.

La Asunción de María

En el cielo tenemos una madre. El cielo está abierto; el cielo tiene un corazón.

Misas Gregorianas, otra manera de ayudar a nuestros difuntos

La Iglesia siempre ha enseñado que orar por los difuntos es una obra de misericordia y que los fieles podemos ayudar a nuestros difuntos mediante la oración, el sacrificio y especialmente, por la Santa Misa, sacrificio de Cristo.

Pages